¿Sabes las consecuencias de no pasar tiempo con tus hijos?

BLOG26

A veces el trabajo, los deberes del hogar, o los cientos de responsabilidades de la vida adulta, nos quitan tiempo para dedicarles a nuestros hijos. Pero el norte nunca se debe perder de vista, y este artículo te ayudará a recordar por qué la atención hacia ellos debe ser tu prioridad.

“¿Papá me acompañas a jugar?”, ¿mamá vas a venir a la reunión del fin de semana”, “tengo una presentación en el colegio, ¿irán a verme verdad?”. Estas y otras esperanzadoras preguntas son las que comúnmente los padres responden con una rotunda negación. Y poco a poco los niños pierden la ilusión, hasta que dejan de consultar.

Está comprobado que los infantes que no pasan tiempo de calidad con sus progenitores, sufren de graves consecuencias emocionales, que irremediablemente se reflejan en su comportamiento, seguridad, e incluso en su rendimiento académico.

Según la psicóloga y magister en psicología clínica y de familia de la Universidad Santo Tomás (Colombia), en su experiencia como profesional, ha logrado identificar cinco consecuencias innegables de  no dedicarles tiempo a los pequeños del hogar.

Estas son, el desgaste en el vínculo emocional, los vacíos de responsabilidad y afecto (que pueden originar problemas de confianza, autoestima, inseguridad, entre otros), la pérdida de autoridad como padre y la pérdida de confianza del niño hacia los demás. Este último, produce un desapego emocional en sus futuras relaciones.

“A veces asumimos que por el hecho de ser padres, nuestros hijos tienen la obligación de querernos; pero eso se construye. La confianza no está dada porque tengamos un lazo familiar”, sentencia la psicóloga.

Otra acción que los hijos utilizan para exteriorizar su soledad, es caer en conductas delictivas, principalmente en la adolescencia. Durante esta etapa, los jóvenes acumulan una gran cantidad de resentimiento hacia sus padres ausentes, por la sensación de no sentirse amados ante el aparente abandono afectivo. Esto los lleva a insertarse en una vida de desorden que puede involucrar, drogas, alcohol, promiscuidad o pandillaje.

¿La solución? Organizarse correctamente. Renuncie a las horas extra o a la sobrecarga laboral delegando responsabilidades a sus colegas. De igual forma, esfuércese por pasar tiempo con sus hijos, aunque se sienta muy cansado. Recuerde que la paternidad es sinónimo de sacrificios.

También es importante que no pierda autoridad. No quiera llenar el vacío de su compañía con objetos materiales o permisividad. Póngale límites al pequeño, y siempre que pueda reflexione junto a él sobre sus responsabilidades, virtudes y objetivos en la vida. Esto ayudará a que sea disciplinado y que nunca deje de admirarlo, ni respetarlo.

No olvide que la mejor herencia que un padre le otorga a su hijo es un poco de su tiempo cada día. Todos tienen responsabilidades  y deudas que pagar, pero su mayor deber siempre será dibujar una sonrisa constante en el rostro de su niño.

Aletheia Internacional

Centro de Soluciones Psicopedagógicas
www.aletheia.com.pe
(01) 255 8800  Anexo 34 ó 35
contacto@aletheia.com.pe
¡Solicite su Consulta Gratuita, estamos en Miraflores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *